¿Por qué Idomeni?

Hace más de un año que comenzó una crisis que a día de hoy continúa, millones de personas se han convertido en eso que tan comúnmente llamamos refugiados.

Millones de personas han cruzado el mar Egeo en busca de una nueva vida sin guerra, fuera de conflictos que destruyan su vida. Ahora, están atrapados.

Tres jóvenes periodistas nos embarcamos en nuestra primera experiencia como reporteros, para ello nos desplazamos hasta Idomeni (frontera entre Grecia y Macedonia) para conocer en primera persona qué es lo que está ocurriendo allí. Un lugar en el que ha surgido un campo de refugiados improvisado que aloja, según las últimas previsiones de las autoridades, a unas 11.000 personas. En todo Grecia, son más de 50.000 las personas atrapadas.

‘Miradas en la frontera’ pretende poner el foco en cada uno de los perfiles que viven en una frontera cerrada sin posibilidad de cambio. No solo están los refugiados, son  muchos los profesionales que trabajan cada día para que la vida allí sea más fácil: médicos, voluntarios, ciudadanos… Todos con el mismo objetivo, cubrir el hueco que no está siendo capaz de ocupar la Unión Europea.

 

El terreno

Idomeni se encuentra en la vertiente del monte Kouri, a la orilla oeste del río Axios, cercano a la frontera con la República de Macedonia. Este núcleo de población pertenece administrativamente al municipio de Peonia y a la unidad municipal Axioupolis, que está incluida en la unidad periférica de Kilkís. Idomeni tiene la primera estación de ferrocarril de entrada a Grecia por el norte, y esta línea de ferrocarril comunica con Salónica y Belgrado.

Debido a que es una ciudad fronteriza, desde el año 2014 han pasando por Idomeni un gran número de refugiados procedentes de la guerra civil en Siria, pero también emigrantes venidos de Afganistán, Pakistán y otros países de Oriente Medio. El gobierno de Grecia, para cumplir con acuerdos con la Unión Europea, ha decidido cerrar la frontera y se ha establecido un campo de refugiados en esta localidad.

En estos momentos, miles de personas acampan a las puertas de Europa, en esta pequeña localidad, para exigir a las Instituciones Europeas que las fronteras se abran. Según las estimaciones de ACNUR entre 10.000 y 12.000 personas viven ahora mismo a las puertas de Europa. Médicos, voluntarios, ciudadanos… centenares de personas se han desplazado hasta Idomeni para ayudar o informar sobre la situación que allí se está viviendo.

No es solo Idomeni el punto más crítico de Grecia, todo el país vive desde los últimos meses una situación muy complicada tras la llegada masiva de personas que huyen de la guerra. Las islas de Lesbos o Kos han sido punto de llegada de miles de refugiados. Tras el acuerdo con Europa, se han convertido también en puntos de salida hacía Turquía, algo que no ha servido para que las llegadas hayan cesado, a pesar de que la postura del país que dirige Erdogan no sea coincidente.