Día 9: Último día de trabajo en Nepal

Día 9: Último día de trabajo en Nepal

Último día de trabajo en Nepal. Hemos amanecido, por segunda vez, con el despertador más tarde de lo habitual, aprovechando que en principio la mañana la gestionaríamos nosotros. Las casualidades existen, porque cuando hemos entrado por la puerta de nuestra cafetería de referencia una voz ha gritado nuestro nombre.

El cámara Luis López, con el que habíamos hablado y que ha creado el proyecto ‘Ayuda Directa Himalaya’, estaba preparándose para un nuevo día de trabajo. En principio, habíamos descartado la posibilidad de charlar con ellos después de varios intentos, porque tanto por su trabajo como por el nuestro no había sido posible cerrar un rato para charlar. Tras una breve conversación de cafetería, el plan mañanero estaba cerrado, media hora después estábamos con él, con el geólogo Luis Carcavilla y con el famoso alpinista Carlos Soria, con el objetivo de conocer su proyecto, su experiencia el día del terremoto y los meses posteriores de trabajo.

En cuanto a la tarde, estaba ocupada. El equipo al completo hemos viajado a las afueras de Katmandú para conocer el que fue el campo de desplazados de Chuchepati, donde se llegaron a alojar más de 2.000 personas en el momento en el que se desmanteló. Allí hemos podido hablar con Maya Magar, una mujer que salió del campo y ha terminado alquilando una habitación para vivir con su hijo.

Durante 18 meses Maya vivió en el campo y tiene claro la idea que quiere transmitir: “las oenegés se aprovecharon de nosotros. Muchas llegaron para ayudarnos y han sacado más beneficio que nosotros”. Todavía recuerda el día del terremoto con miedo, “estaba cocinando en casa, mi marido también estaba allí, y todo comenzó a temblar”. La familia tuvo la casa completamente bloqueada durante tres meses, con auténticas complicaciones para acceder y recuperar sus pertenencias.

Ahora, con 12.000 rupias al mes, paga más de 2.500 en el alojamiento y reclamó durante toda la entrevista que no era suficiente. La ventana de su pequeña habitación, solo estaba cubierta por un par de sábanas por las que cada noche, en Katmandú, la lluvia entra sin preguntar.

Ha sido una de las entrevistas más duras rodadas en suelo nepalí, el último día no solo ha sido productivo, sino que de repente nos hemos encontrado historias que serán perfectas para narrar #MiradasEnNepal.


1 thought on “Día 9: Último día de trabajo en Nepal”

  • 1
    Santiago on abril 9, 2017 Responder

    Enhorabuena chicos no sabéis lo orgullosos que estamos de vosotros.
    Un besote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *